Seleccionar página

Con el objeto de comprar la mejor almendra posible, hemos consultado la climatología (AEMET) para analizar parámetros como la temperatura en los meses de febrero y marzo – época de floración – para controlar que no bajase de -2,2ºC, cosa que no ha sucedido, por lo que la floración ha sido buena.

En los meses de verano analizamos parámetros como las lluvias y pedradas para seleccionar en qué regiones maduraba la mejor almendra.

El resultado final ha sido una almendra de buena calidad pero de baja cantidad, ya que la Xyllella Fastidiosa y las pedradas ocasionales han hecho perder el 40 % de la producción de la misma.

Hemos comprado almendra en Pinoso, Castalla y Tibi.